Permítame unas últimas palabras

Inelegantly and without my consent, time passed.

Esto ya no puede negarse. Al parecer no nos podemos vendar los ojos no more. Ha llegado Diciembre. Peor aún, ha llegado el Final de Diciembre. Mañana es Nochevieja. Para los que son amantes de las fiestas de fin de año, les deseo lo mejor, para los que como yo no tienen unos planes tan apetecibles, os explico en lo que va a consistir mi Fin de Año.

Como algunos ya sabéis, me encuentro en la Isla de La Toja, en Galicia, con mi familia paterna. Cada año, mis abuelos deciden reunirnos a todos y organizan un viaje para que disfrutemos de la buena compañia, de algún que otro lujo (veáse mi masaje integral hidratante de ayer) y del buen comer. Desde que empecé la universidad, estos viajes navideños más que alegrarme me quitan el sueño, porque os puedo asegurar que estudiar entre comilonas y excursiones es bastante imposible. Pero aquí estoy, en la habitación 437 que he convertido en salón de estudio y en cueva personal por los próximos días, pensando en Derecho Internacional Público y en Estadísticos varios. Pero no os voy a esconder que en realidad, mi concentración no es total y que en uno de estos momentos en los que la ésta brilla por su ausencia, he pecado y me he metido en Internet. Eso que nunca hay que hacer cuando hay que estudiar. Es lo que hay, muy fuerte para algunas cosas y muy débil para otras. El caso (que me despisto y me enrollo), es que al hacer mi tour diario por la red (como lo llama mi madre): blogs, facebook, soundcloud, youtube, he caído en que al acercárse el 2014, llega el tiempo de las resoluciones y los nuevos objetivos.

Pero he decidido no hacer un post sobre lo que espero del 2014. Porque como ya he mencionado alguna vez, expect nothing and you’ll be happy.

Entonces, he descubierto que una de mis Youtubers gurú, había subido esta mañana un video llamado “Mis favoritíssimos del 2013” y he pensado, que la mejor manera de despedir el 2013, es recórdando esos favoritíssimos, que en mi caso no serán productos de belleza, si no momentos y experiencias que me han marcado este año.

Quizás este post sea un poco largo, me disculpo con antelación. Pero la verdad es que me he sentido inspirada y es de lo mejor que me podría pasar (inspiración para el estudio sería aún mejor, pero bueno, con esto me conformo).

Empezaré diciendo que es complicado para mí hacer una lista de mis mejores momentos del año 2013 porque para mí ( y sé que para muchos es igual) los años no son años naturales, si no que siguen siendo años escolares. Empiezan en Septiembre y acaban en Junio y el verano es como una utopía extraña dónde todo es posible. Pero enfin, hagamos un esfuerzo por ceñirnos al perídodo concreto: del 1 de Enero del 2013 al 31 de Diciembre del 2014.

– Enero 2013: Primeros exámenes finales. Ay mamá, que mal lo pasé. No sabía ni por dónde empezar, la verdad. Lo hice todo tarde y mal. Mi vida sentimental era un caos y se reflejó en mis estudios. Conseguí sacarlo todo y aún no sé cómo ni a que ser superior tengo que darle las gracias. Pero como dice, no gain no pain, asique después de ese calvaire, me tocó irme a esquiar con mis amigos recién hechos de la universidad. Y eso, si que puede ser uno de los mejores momentos del 2013. Porque podría haber salido muy mal, y salío muy bien. Porque si reirse fuera pecado, ardería en el infierno después de esos 6 días en Andorra. Creo que con eso lo he dicho todo.

– Casa Rural: En realidad esta experiencia va liada a los meses de Febrero, Marzo y Abril, porque fue en esos meses dónde consolidé lo que ahora es tan importante: mi amistad con la gente de la universidad. ¿Porqué es tan importante? Porque son las personas que me van a acompañar durante los próximos 5 años de mi vida, y porque son el apoyo que muchas veces necesito.

– Algún momento del mes de Abril (creo): la de cosas que se descubren gracias a un café, en el momento adecuado con la persona adecuada. Hay personar con las que desde un principio no conectas, porque no pareces tener demasiado en común. Pero son en los momentos más inesperados, en los que descubres que en realidad, como bien dicen, las apariencias engañan y entonces ganas el gordo. Porque encontraste a alguien como tú. Porque te entiende, que parece que no, pero sabe lo que pasa por tu cabeza y sabe qué palabras hay que decirte para calmarte en esas situaciones en las que pierdes un poco el control de ti misma. Porque todo empezó con un café.

– Junio 2013: Empezó bien, muy bien. El fin de exámenes (me salto el mes de Mayo y los finales porque fueron más bien un infierno). Después la cosa se complicó un poco. Pero aún así varias cosas quedarán grabadas. El 3 de Junio, dónde aprendí muchas cosas sobre mi misma y el 15 de Junio, dónde descubrí otras tantas de otras personas. Y lo mas importante, tuve conmigo a casi todo el mundo que me es querido. Por esa noche he dado las gracias muchas veces, y seguiré sonriendo al recordarlo, no lo dudéis. Junio me aportó demasiados sentimientos bastante contradictorios. Perdí amigos, creo que más de los que pensé entonces, pero gané en confianza y en seguridad. También me libré de un pasado y solté un clavo ardiendo. Creo el balanza es largement positif, asique brindo por Junio 2013.

– Au pays des coccinelles jaunes (Palau del Vidre): Creo que podría ( y debería ) escribir un post entero sobre esta experiencia. De hecho me propongo hacerlo. No sólo porque lo tengo pendiente desde Julio, si no porque son tantas las cosas que debería mencionar, que haría que las demás quedaran en menos, y eso no es así. Vamos a decir, que en gros, aprendí mucho de mi y de los demás y que me abrio los ojos. Yo que pensaba ser la más abierta y progresista, me estaba cerrando a algo que para otros es obvio. Porque a veces hay que ser un poco bordeline.

– Agosto 2013: Otro mes memorable, por las diferentes sensaciones y momentos que tuve que experimentar. Desde a euforia al más profundo enfado, pasando por una gran decepción y alguna que otra lágrima.

– La rentrée: Y de nuevo Septiembre, Octubre, Noviembre, y Diciembre. Meses que han sido más que intensos, no sólo por el trabajo, que este año se ha duplicado, si no por las nuevas amistades y el nuevo espíritu de superación. M D’Abbadie pasa de doncella a Rugbywoman en espacio de una tarde. Cosas que sólo me pasan a mi.

– Inguz: mi último gran momento de lucidez. Mi capricho. “where there is a will there is a way”. Es pequeño y discreto, y sobre todo, es sólo para mi. A quién no le guste, que no mire.

Probablemente se me olviden mil cosas. Más que probablemente, seguramente. Pero este es un pequeño resumen de mis favoritissimos del 2013. Viajes, experiencias y sobre todo, personas. Porque a muchas se lo debo todo.

A NTCAMM, que aunque no siempre presente fisicamente siempre lo estará emocionalmente, con especial mención a C D’Abbadie, que ha conseguido que le eche de menos.  A mi coloc’14, a mi ratilla, a mi arbus dumbledore, a mi ianou, a mi pebbels, a mi pouette pouette, a mi laure, mon théo, a mi capitana, a mi louloutte, a todas esas personas que me han ayudado en el 2013 (directa o indirectamente), solo me queda daros las gracias.

Feliz viaje por los recuerdos del 2013 y Feliz 2014.

M. D’Abbadie.

PS: os dejo la lista de Soundcloud que me ha acompañado desde esos primeros días del 2013.

Anuncios

You will fall in love, Part III

“You will fall in love…

… with the old couple down the street because to you they represent the impossible: a stable, long-lasting love.” Ryan O’Connel

Claro que si, por eso el corto de la película Up en el que nos contaban la historia del señor mayor y su mujer nos enternece tanto. Porque ahora mismo parece completamente imposible. Más que imposible. Porque da la impresión de que el amor tiene fecha de caducidad, y quizás la tenga. Quizás sea verdad que el sentimiento en sí no dura, pero ¿dónde queda el cariño, el respeto, los recuerdos, los momentos compartidos?.

Por eso hay algo en mis abuelos que siempre me hace sonreir. Será quizás que para mi han logrado lo que parece ya imposible. Durar. No cansarse el uno del otro. Mirarse después de 52 años y seguir sonriendo.

Tienen broncas. Muchas. Como todas las parejas supongo. Pero no quita que a pesar de sus caracteres muy muy (y cuando digo muy es muy mucho) fuertes, formen un equipo que funciona si no es a la perfección, se acerca. Es algo que yo ya dudo que exista. Soy hija de padres divorciados, y orgullosa de serlo. Nunca he deseado tener una familia “tradicional” porque la mia simplemente, se ajustaba perfectamente a mi ideal de familia. Vivir sola con mi madre me ha supuesto muchas alegrías y muchas cosas buenas. Por eso, siempre he defendido tanto las familias monoparentales como el divorcio.

Cuándo era pequeña, en clase preguntaban a veces que levantásemos la mano si nuestros padres estaban separados y nunca superábamos las 4 o 5 manos levantadas. Sin embargo, a medida que fue pasando el tiempo (y que dejaron de preguntarnos esa pregunta estúpida) me fui dando cuenta de que cada vez éramos mas.

Hoy en día, de mi circulo de amigos, raros son los padres que siguen juntos. En mi familia, hay 7 divorcios. No hace falta que explique más detenidamente porqué no creía absolutamente nada en la institución del matrimonio. Sin embargo, siempre tuve la ligera esperanza de que no me sucediera a mi. De que mi realidad fuera diferente. Por eso ver a mis abuelos, que ojalá fueran eternos, me da tanta alegría. Porque en algún lugar de mi misma, me concedo el derecho de pensar en la posibilidad de que sea posible. Que no todo está perdido. Que aunque se tengan que hacer concesiones, merece la pena.

Porque lo último que se pierde es la esperanza.

M.D’Abbadie

Recuerda lo importante en Navidad

Cerrad los ojos y escuchad la canción. No sólo la melodía, que es la perfección en persona, si no también la letra. Si prestáis atención, es una parte del discurso del Barbero Judío de la película de Charlie Chaplin, “El Gran Dictador”. Escuchadla y sobre todo, leed el discurso entero. Para mí la Navidad pueden ser muchas cosas, pero es sobre todo una época de reflexión. Por eso, este texto me parece tan acertado. Porque es un mensaje lleno de esperanza, porque de alguna forma muchos hemos dejado de creer en la naturaleza humana y si perdemos eso, entonces perderemos el Norte. Y nunca se debe perder el Norte porque sin dirección, es imposible llegar a destino. 

“I’m sorry, but I don’t want to be an emperor. That’s not my business. I don’t want to rule or conquer anyone. I should like to help everyone if possible; Jew, Gentile, black man, white. We all want to help one another. Human beings are like that. We want to live by each other’s happiness, not by each other’s misery. We don’t want to hate and despise one another. In this world there is room for everyone, and the good earth is rich and can provide for everyone. The way of life can be free and beautiful, but we have lost the way. Greed has poisoned men’s souls, has barricaded the world with hate, has goose-stepped us into misery and bloodshed. We have developed speed, but we have shut ourselves in. Machinery that gives abundance has left us in want. Our knowledge has made us cynical; our cleverness, hard and unkind. We think too much and feel too little. More than machinery, we need humanity. More than cleverness, we need kindness and gentleness. Without these qualities, life will be violent and all will be lost. The airplane and the radio have brought us closer together. The very nature of these inventions cries out for the goodness in men; cries out for universal brotherhood; for the unity of us all. Even now my voice is reaching millions throughout the world, millions of despairing men, women, and little children, victims of a system that makes men torture and imprison innocent people. To those who can hear me, I say, do not despair. The misery that is now upon us is but the passing of greed, the bitterness of men who fear the way of human progress. The hate of men will pass, and dictators die, and the power they took from the people will return to the people. And so long as men die, liberty will never perish. Soldiers! Don’t give yourselves to brutes, men who despise you, enslave you; who regiment your lives, tell you what to do, what to think and what to feel! Who drill you, diet you, treat you like cattle, use you as cannon fodder. Don’t give yourselves to these unnatural men – machine men with machine minds and machine hearts! You are not machines, you are not cattle, you are men! You have the love of humanity in your hearts! You don’t hate! Only the unloved hate; the unloved and the unnatural. Soldiers! Don’t fight for slavery! Fight for liberty! In the seventeenth chapter of St. Luke, it is written that the kingdom of God is within man, not one man nor a group of men, but in all men! In you! You, the people, have the power, the power to create machines, the power to create happiness! You, the people, have the power to make this life free and beautiful, to make this life a wonderful adventure. Then in the name of democracy, let us use that power. Let us all unite. Let us fight for a new world, a decent world that will give men a chance to work, that will give youth a future and old age a security. By the promise of these things, brutes have risen to power. But they lie! They do not fulfill that promise. They never will! Dictators free themselves but they enslave the people. Now let us fight to fulfill that promise. Let us fight to free the world! To do away with national barriers! To do away with greed, with hate and intolerance! Let us fight for a world of reason, a world where science and progress will lead to all men’s happiness. Soldiers, in the name of democracy, let us all unite! Hannah, can you hear me? Wherever you are, look up Hannah! The clouds are lifting! The sun is breaking through! We are coming out of the darkness into the light! We are coming into a new world; a kindlier world, where men will rise above their hate, their greed, and brutality. Look up, Hannah! The soul of man has been given wings and at last he is beginning to fly. He is flying into the rainbow! Into the light of hope, into the future! The glorious future, that belongs to you, to me and to all of us. Look up, Hannah. Look up!” El Gran Dictador, Charlie Chaplin (1940).

 

Blizzard

Sé que prometí subir una receta, y lo tengo pendiente así que como lo prometido es deuda, en pocos días la tendréis. 

Sin embargo, no podía no escribir sobre este artista que desde hace un tiempo me fascina. Por favor, seguid leyendo, esto no va a ser simplemente un “oh me encanta este grupo, escuchadlo”. Realmente quiero que leáis parte de la letra y comprendáis porque me gusta tanto. Es un colectivo suizo francés, originarios de Paris, son un grupo de gente que desde 2010, lanzan sencillos qui gênent, es decir, cuentan cosas que en general no gusta oir. Yo me enamoré de ellos al escuchar su canción RUB A DUB, porque la letra simplemente me cautivó, pero es verdad que no es para todos los públicos. Primero porque es un género no convencional, ellos lo definen como spoken word pero para mi es poesía con una melodía de fondo. Después porque todo en ellos es especial. En una entrevista explicaron que a pesar de haber recibido más de una oferta de distintas discográficas, sienten que todavía al no estar del todo asentados y no tener un público base, no es el momento de sacar un disco como tal. Además, son muy recelosos de su intimidad y no suelen permitir ni fotos ni preguntas personales. 

Pero basta de hablar de ellos, lo que importa aquí son los textos. Os dejo para que lo leáis atentamente unos extractos de “Blizzard” que es una de sus canciones más famosas y que para mí tiene una letra brillante. No he encontrado traducción en español, os dejo la versión francesa para los que quieran leer la original y luego os traduzco párrafos que a mi me gustan especialmente. Siento la traducción, que no es del todo perfecta, pero no he encontrado nada en Internet y la he hecho yo. Pierde mucho traducida, pero lo que importa es el mensaje.

“Je t’demande si tu es une bête féroce ou bien un saint mais tu es l’un et l’autre et tellement de choses encore; tu es infiniment nombreux, celui qui méprise, celui qui blesse, celui qui est, celui qui cherche et tous les autres ensembles. Tourne-toi. Sois imprudent.
Tout n’est pas fragile. N’entends rien autour de toi. Parce que tu es sacré, parce que tu es en vie. Parce que le plus important n’est pas ce que tu es mais ce que tu as choisi d’être.

Tu l’entends? Bien sûr que tu l’entends; le murmure; le murmure assourdissant et permanent, il a envahit la ville et les esprits, il arpente les rues en hurlant. Le murmure assourdissant et permanent, comme un bruit parasite à l’intérieur qui t’épuise, qui souffle à l’oreille de chacun “t’es mauvais, t’es bon à rien, tu seras jamais assez bien”, qui te répète “t’es comme ça, ou tu devrais, ça changerait rien si tu changeais”. Le murmure assourdissant et permanent qui espère te mettre à terre en te criant:
“Essaie pas de refaire l’histoire,t’y arriveras jamais c’est trop tard, c’est baisé, c’est imprimé dans les mémoires”. Le murmure assourdissant et permanent qui te fait croire qu’y a pas de rédemption, pas de pardon, pas de rachat. Pas de rémission et tu l’acceptes, yu le laisses rentrer.

 (1) Woh woh woh qu’est ce que tu fais? Arrête! Qu’est ce qu’il te prend de faire des trucs pareil? Pourquoi tu t’fais du mal comme ça ?
Qu’est ce qui va pas? Parle moi, tu sais que tu peux tout me dire. Mais nan mais c’est des conneries tout ça tu le sais.
regarde moi dans les yeux. Regarde moi. On s’en branle. C’est pas important. Moi j’te trouve magnifique, depuis la première fois que j’t’ai vu. D’ailleurs j’m’en suis toujours pas remis. Et puis comment j’f’rais sans toi moi ? Et puis comment l’univers il ferait sans toi ?
Ca pourra jamais fonctionner. C’est impossible. Alors faut pas pleurer! Faut pas pleurer parce que ça va aller j’te le promets, ça va aller. Parce qu’on est de ceux qui guérissent, de ceux qui résistent, de ceux qui croient aux miracles; pas d’ceux qui disent que leur squelette bouge parce qu’on les pousse du pied. Mais un jour tout ça on y pensera même plus, on aura tout oublié, comme si ça avait pas existé.

Qu’est ce qu’il faut qu’je fasse pour que tu t’sortes les doigts du cul, que t’enlèves cette merde que t’as dans les yeux? T’as tout !
T’as toutes les cartes en main! T’as, t’as tout! T’es beaucoup trop beau enfoiré! Salope de ta race! Tu me brûles! Tu me brûles trop!
Avec tous les autres aussi, qui me brûlent beaucoup trop fort! Moi ça m’fout des cicatrices moi. J’suis là. J’suis prêt à tout.
J’suis prêt à aller en enfer, j’te porte sur mon dos. J’me prends des beignes regarde, j’me prends des beignes. Et toi t’es assis. Tu plantes ton derche! Tu refuses de sortir de ta cellule. Mais tu vois pas qu’y a besoin de toi? Tu vois pas que si tu fais rien tu sers à rien? Ca va continuer combien de temps comme ça? Tu vas rester à côté des rails comme une vache qui regarde le train? Jusqu’à ce que t’en puisses plus ou qu’on t’mettre dans une boîte en bois? Arrête de sourire ! Ce sourire là, qui pue l’échec! Allez rend moi ce sourire papa mais d’un autre côté t’as raison, c’est tellement plus facile de sourire, plutôt que d’être heureux.

Tu t’demandes si tu es une bête féroce ou bien un saint. Mais tu es l’un et l’autre et tellement de choses encore; tu es infiniment nombreux, celui qui méprise, celui qui blesse, celui qui est, celui qui cherche et tous les autres ensembles Tourne-toi. Sois imprudent. Tout n’est pas fragile. N’entends rien autour de toi. Parce que tu es sacré, parce que tu es en vie. Parce que le plus important n’est pas ce que tu es mais ce que tu as choisi d’être.

Tu nous entends le Blizzard? Tu nous entends? Si tu nous entends, va te faire enculer. Tu pensais que t’allais nous avoir hein? Tu croyais qu’on avait rien vu? Surprise connard! Tu nous entends la Honte? Tu nous entends? Si tu nous entends fais gaffe
quand tu rentres chez toi seule le soir, on pourrait avoir envie de t’refaire la mâchoire avec des objets en métal, ou d’te laver la tête avec du plomb, qu’est ce que t’en dis? (2) Tu nous entends la tristesse? Tu nous entends? Si tu nous entends, c’est que toi aussi
tu vas bientôt faire ton sac, prendre la première à gauche, deuxième à droite, puis encore à gauche puis aller niquer ta race.
Félicitations! Bravo! Tu nous entends la Mort? Tu nous entends? Si tu nous entends sache que tu nous fais pas peur, tu peux tirer tout ce que tu veux, on avance quand même, tu pourras pas nous arrêter, et on laissera personne derrière, on laissera personne se faire éliminer. Tout ça c’est fini!

Tu nous entends la Dignité? Tu nous entends? Si tu nous entends sache qu’on a un genou à terre et qu’on est désolé, on est désolé de tout ce qu’on a pu te faire, mais on va changer! On va devenir des gens biens tu verras! Et un jour tu seras fière de nous. Tu nous entends l’Amour? Tu nous entends? Si tu nous entends il faut que tu reviennes parce qu’on prêt maintenant, ça y est.
On a déconné c’est vrai mais depuis on a compris et là on a les paumes ouvertes avec notre cœur dedans il faut que tu le prennes et que tu l’emmènes. Tu nous entends l’Univers? Tu nous entends? Si tu nous entends, attends nous, on arrive, on voudrait tout comprendre, tout savoir, tout voir, tout vivre, on cherche la porte du nouveau monde pour pouvoir s’y fondre en grand.
Tu nous entends Toi qui attends? Tu nous entends? Si tu nous entends souviens toi qu’t’es pas tout seul; jamais! On est tellement nombreux à être un peu bancal, un peu bizarre. Et dans nos têtes y’a un blizzard, comme les mystiques, loser au grand cœur;
il faut qu’on sonne l’alarme, qu’on s’retrouve, qu’on s’rejoigne, qu’on s’embrasse, qu’on soit des milliards de mains sur des milliards d’épaules,.qu’on s’répète encore une fois que l’ennuie est un crime, que la vie est un casse du siècle, un putain de piment rouge.
Nique sa mère le Blizzard. Nique sa mère le Blizzard. Tout ça c’est fini.”

“(1) Ehh ehh ehh ¿Qué haces? ¡Para! ¿Porque haces estas cosas?¿Porqué te haces daño de esta forma? ¿Qué pasa? Habla, sabes que me lo puedes contar todo. ¡Pero qué dices! Sabes que todo es son gilipolleces. Mírame a los ojos. Mírame. Nos la suda. No es importante. Para mí eres preciosa. Desde el primer día que te ví. De hecho, todavía no me he repuesto de tu visión. Además, ¿qué haría yo sin ti? Además, ¿qué haría el universo sin ti? No podría funcionar, es imposible.  Por eso, ¡no hay que llorar! no hay que llorar. Porque todo irá bien, te lo prometo, todo irá bien. Porque somos de esa clase de gente que se cura, que resiste, de la que cree en los milagros.”

” (2) ¿Nos escuchas Tristeza, nos escuchas? Si lo haces, es que pronto tu también vas a hacer tus maletas. Vas a coger la primera  a izquierda, la segunda a la derecha, después otra vez a la derecha y luego a tomar por culo. ¡Felicidades! ¡Bravo! ¿Nos escuchas la Muerte, nos escuchas? Si lo haces, tienes que saber que no nos das miedo, puedes intentarlo cuánto quieras. Seguimos avanzando, no podrás detenernos. Y no dejaremos a nadie atrás, no dejaremos que nadie sea eliminado. ¡Todo eso se acabó! ¿Nos escuchas Dignidad, nos escuchas? Si lo haces, tienes que saber que nos arrodillamos y que lo sentimos. Sentimos todo lo que pudimos hacerte, pero vamos a cambiar. Vamos a volvernos gente decente, ¡ya verás! Y un día, estarás orgullosa de nosotros. ¿Nos escuchas Amor, nos escuchas? Si lo haces, vuelve porque estamos preparados, ahora sí. Hemos hecho el gilipollas pero ahora lo hemos entendido. Y ahora, tenemos nuestro corazones en nuestras manos. Cógelos y llévatelos lejos.”

 

Diciembre en Madrid

Ahora que por fin estoy de “vacaciones”, tengo tiempo para pensar en todo y en nada a la vez. Tengo tiempo para despertarme relativamente tarde y vaguear un rato largo en la cama. A todos nos gusta ese espacio de tiempo en el que no estamos completamente despiertos, pero tampoco estamos dormidos y realmente lo que hacemos es disfrutar del placer de encontrarse entre edredones y cojines, al resguardo del frío de Diciembre.

Lo sé. Cuesta mucho despertarse y sobre todo, levantarse de esa bendita cama calentita. Pero ya que disponemos de un poco de tiempo libre (digo un poco por que lamentablemente, en algún momento habrá que ponerse a estudiar.. ay!), me gustaría proponeos mi lista de “quehaceres” para esta época del año.

– un libro: no a todo el mundo le gusta leer, pero a los que no les disguste, les recomiendo que este mes cojan un libro con ganas y lo lean detenidamente y hasta el final. No importa que libro. Todo vale. Como si queréis volver a leer Crepúsculo, cada libro tiene su encanto. Yo por mi parte os recomiendo “El sentido de un final” de Julian Barnes, “La gente feliz lee y toma café” de Agnès Martin-Lugand o los inmejorables “Juntos, nada más” de Anna Gavalda y “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen, que aunque me lo sé de memoria, siempre me gusta volver a leer.

“¿De qué sirven las emociones si no se pueden compartir?” Anna Gavalda.

– un plan con amigos: para mí lo idílico es irse a esquiar. No todo el mundo esquía pero animo a los que no se han atrevido nunca a que lo hagan porque no hay deporte dónde disfrutes y te rías tanto como entre la nieve.

– pastelera por un día: no lo neguemos, en esta época, nos encontramos a menudo sin nada que hacer. No nos queremos poner a estudiar, pero tampoco nos tienta ni las compras navideñas, ni el libro encima del escritorio. El año pasado descubrí las maravillas de la cocina. De verdad que hacer galletas navideñas, ¡no es tan complicado como parece! Es el pasatiempo perfecto, no sólo te sientes realizada al terminar la tarea si no que después te puedes chupar los dedos degustando tus deliciosas creaciones! En los próximos días pondré una receta muy muy fácil para que quién quiera pueda convertirse en pastelero por un día.

– Compras navideñas: pasear por la calle Serrano por estas fechas no sólo te hace sentir afortunado, si no que es también un plan perfecto para una tarde con tus amigas (aunque luego no compres nada porque, let’s face it, nuestro presupuesto como estudiantes es algo limitado). Recuerda que recibir regalos es aún más placentero cuándo tu mismo has preparado alguna sorpresa y que no hay nada como un regalo con sentimiento. Muchas veces es más llamativo un regalo barato que uno caro, porque viene con más intención y afección.

– una película: aunque en Madrid tenemos la suerte de disfrutar de días navideños con un sol espléndido y temperaturas bastante agradables, también se nos pueden presentar días lluviosos y poco apetecibles. Para esos días, lo mejor es esa película que vemos cada año, que repetimos una y otra vez y de la que nunca nos cansamos. Yo recomiendo The Holiday, La Joya de la Familia y como no la incombustible Love Actually de la que ya hemos hablado anteriormente. Prepara palomitas o chocolate caliente, encuentra una manta y dale al play.

– Regala Christmas: sé que suena anticuado, que nadie envía ya tarjetas de Navidad y que con Internet pierde todo su sentido, pero este año he decidido volver a enviar Christmas porque la ilusión que me hace recibir alguno cada Navidad es significativa. Hay tradiciones que se pierden porque carecen de sentido, pero me niego a perder los Christmas. Hace poco desenterré mi caja de los recuerdos y ví millones de cartas que me enviaba con mis amigas con 12, 13 y 14 años, y sonreí. Luego vi los Christmas, y lo mismo. Entonces decidí enviar yo también unos cuantos estas Navidades, porque una sonrisa para mi es el mejor regalo.

– Encuentra tu Banda Sonora: no tiene porqué ser navideña, yo la verdad es que soy muy poco de villancicos. Simplemente busca las canciones que te van a acompañar durante viajes, estudio y demás. Personalmente estoy bastante inmersa en un estilo particular, pero últimamente me ha dado la vena más latina y Buena Vista Social Club es uno de mis mayores referentes. Ahí os van un par de canciones que me van a acompañar estas navidades.

y last but not least

– Una persona: esa que te hace sentir bien siempre que está a tu lado. Puede ser tu mejor amiga, tu mejor amigo, tu futuro, tu madre, tu padre, tu hermana o tu mascota. Cada cuál sabe de quién estoy hablando. Coge el teléfono y llama.

Feliz Diciembre.

M.D’Abbadie