Y, guarda mi teléfono

Dime que estarás en las horas buenas, pero también en las malas. Dime que cuándo te necesite, vendrás a buscarme y que bastará un gesto mío para que me tiendas la mano.

Que no te olvidarás de lo que hemos vivido, que al empezar una nueva vida no dejarás nuestro libro en una vieja estantería. Dime que volverás a leer nuestro párrafo una vez más.

Que no borrarás todas mis palabras, que no ocultarás todas mis imágenes y que por mucho que cueste, no dejarás que nuestra historia quede sin esencia y muera de agotamiento.

Por favor, no me mires así. Yo sé. Pero es la única manera. Prefiero recordarte siempre a no volver a hacerlo nunca. Prefiero la esperanza a la rabia y un recuerdo bonito a un tormento prolongado.
Déjalo, no me digas más que “somos así”, que “será siempre así”, que “dentro de un año seguiremos así”. Porque si hay algo que sé seguro es que lo que la vida te puede dar, te lo quita sin elegancia y sin avisar.
Dejemos de jugar a un juego en el que los dos salimos perdiendo, y tiremos las armas al suelo. No temas, no significa que dejaré de pensarte, simplemente que pasará el tiempo.
Vete. Y no mires atrás, pero carga en tu maleta todo lo que te pido que guardes contigo.

Y guarda mi teléfono, porque algún día, se cruzarán nuestros caminos.

m.d’abbadie

Anuncios

10 cosas que el novio de mi mejor amiga debería saber

Porque a veces no entienden la relación que mantenemos con nuestra parte complementaria, nuestro medio limón (como me gusta llamarlo a mi), intentaré explicar lo básico a través de esta simple lista. Porque entiendo que a veces se asusten cuando se enteran de secretos cuidadosamente guardados o entienden que el número de veces que compartimos cama supera con creces el número de veces que lo hace él por semana.

Imagen

1- Por mucho que vosotros ahora seáis novios y compartáis besos, abrazos o incluso piso, nosotras mantenemos una “relación complicada” desde hace mucho más. Y eso es sagrado, si no, mira Facebook.

2- Lo sé todo. To-do. Es decir, no intentes colármela porque nunca funcionará. En el minuto en el que ella recibe un mensaje tuyo, o me lo retransmite punto por punto por teléfono o (dios bendiga los screenshots) me lo manda directamente para comentar. Mi opinión es sagrada, así que ya sabes.

3- Hablando de sms, entiende que todos pasaron por mi inspección primero y solo fueron enviados una vez que les di mi aprobación. De hecho, la mitad los escribí yo, así que en cierto modo, casi que sales conmigo también. Acéptalo.

4- No le regalarás nada, sin consultárlo antes con mi persona. Y esto es un consejo. Soy una apuesta segura y te puedo asegurar que no me cortaré si lo que tienes pensado es absurdo o no está a la altura. Yo por mi BFF mato.

5- Tenemos bromas y gestos que nunca entenderás y que son privados. No intentes entenderlo, será una pérdida de tu tiempo y de mi paciencia.

Imagen

6- Si le llamo a las 5 de la mañana por algún tipo de emergencia, dejará todo lo que estéis haciendo y saldrá en mi busca. Tenlo muy presente, nada será más importante. Te aviso, no intentes deternerla si no quieres crearte problemas.

7- Habrá fotos mías en su cartera, en su habitación y si me apuras en casa de sus padres. No te alteres, no es que me prefieran a mí, es que yo llegué antes.

8- Considérame desde el principio, una de las personas a las que te tienes que ganar por cojones (perdón por la expresión) junto con los padres y el hermano pequeño. Es otro consejo, por tu bien. Si no, tu vida se volverá mucho más complicada.

9- Entiende que cuando la cagues, quizás ella te perdone, pero casi tendrás que trabajar el doble para que yo te perdone, porque si haces daño a mi medio limón, no pararé hasta que pagues por ello.

10- Por último, decirte que si te caigo mal, te vas a tener que aguantar, porque al salir con ella básicamente te comprometes a salir conmigo también, exceptuando la parte física, y que lo que le hagas a ella, me lo harás a mi. Amén.

Imagen

Para finalizar, decir que todo esto te lo digo con cariño y para intentar que todo vaya lo mejor posible, ya que mi objetivo principal es la felicidad de mi BFF. Que si parezco agresiva y territorial es porque con mi medio limón nadie se mete y que en términos de amistad, sacamos las garras muy facilmente.

m.d’abbadie

Para enterarse de más posts! follow me on facebook!  🙂

https://www.facebook.com/lapetiterouberoussedabbadie

nb: 10 things i hate about you, Chelsea Fagan, friends, anatomía de grey y gossip girl.

Prenez soin de vous (Cuídese)

Atención: entrada bastante larga, si no queréis leer todo el mail que sigue, bajad a l final del post, encontraréis un video de Victoria Abril leyéndolo!

 

“Sophie,

Llevo un rato queriendo escribir y contestar a su último email. Al mismo tiempo me parecía mejor hablar con usted y decirle lo que tengo que decir de viva voz. Cuando menos, esto quedara ya escrito.

Como ya sabe, últimamente me he sentido mal, como si ya no fuese yo mismo en mi propia existencia, una  especie de angustia terrible contra la que poco puedo hacer, salvo intentar salir adelante como siempre he hecho. Cuando nos conocimos, puso una condición, no convertirse en la cuarta. He respetado el compromiso. Ya hace meses que dejé de ver a las otras puesto que no había manera de seguir frecuentándolas sin convertirla a usted en una de ellas.

Creía que eso sería bastante, creía que el quererle yo y el quererme usted bastaría para que la angustia que me empuja siempre a buscar en otros lugares y me impide por siempre jamás estar tranquilo y ser feliz y generoso, se calmase con su presencia y con la certeza de que el amor que me aportaba era lo mas beneficioso para mi. Lo mas beneficioso que haya conocido jamás. Pensé que escribir pondría remedio, disuadiría mi intranquilidad y me permitiría ir a su encuentro, pero no, me siento aún peor. Ni puedo decirle en que estado me encuentro. Así, esta semana empecé de nuevo a llamar a las otras.

Sé lo que eso significa para mi y a que ciclo me arrastrara.

No le he mentido nunca y no estoy dispuesto a hacerlo hoy. Al principio de nuestro amor  usted me puso otra regla, y ya van dos, que el día que dejáramos de ser amantes, no  se plantearía volver a verme volver a verle. Sabe hasta que punto esta condición me parece injusta y desastrosa (puesto que sigue viendo a B y R) y comprensible (evidentemente), de modo que no podría nunca convertirme en amigo suyo. Pero hoy el hecho de que acepte plegarme a su voluntad a pesar de que echare terriblemente en falta verla, hablar con usted, aprender su visión de las cosas y de los seres y su dulzura paraconmigo, da cuenta de la importancia de la decisión que tomo.

Pase lo que pase tenga en cuenta que jamas dejare de amarle de ese modo que me es propio, como lo hice desde que la conocí, un modo que seguirá vivo en mi y estoy seguro no morirá.

Pero hoy por hoy seria la peor de las farsas tratar de prolongar una situación que  lo sabe tan bien como yo tiene remedio, por respeto al amor que le tengo y al amor que me tiene y que me lleva a ser franco con usted, como ultimo tributo a lo que compartimos y que será por siempre algo único. Me hubiese gustado que las cosas fuesen de otro modo.

Cuídese mucho,

X ”

Leedlo una vez. Pensad en qué habéis leído. Es una carta, más bien es un email, pero si. ¿Qué pasa? ¿Qué dice este tal X? Es claramente un adiós. Y no un hasta luego, un hasta nunca. De esos que duelen. Pero, ¡qué caballero!, que delicadeza aparente.

Y digo bien, aparente.

Volved a leerlo. Ahora pensad realmente en lo que dice. Este no es un email cualquiera, es un email de ruptura. Si, de esos que pensaste nunca recibir. ¿Quién coño te deja por email? Entonces, una vez que has asimilado esto, ves las palabras con otros ojos. Esta justificando la ruptura. Por que no ha podido evitar buscar “ailleurs”. Lo que es una manera delicada de decir que la engañó. Esta persona, a parte de ser un cara dura, está siendo egoísta. ¿Porqué? Porque esta justificando sus errores a través de algún tipo de patología en vez de admitir que el único culpable es él y que no había nada de malo en ella. Le está diciendo, en palabras suaves y delicadas, que su amor no fue suficiente.

Y lo está haciendo en un mail.

Habla de la relación como algo completamente estéril y pasado, cuándo para la persona que lo está recibiendo, es aún un presente. Habla de su amor, pero querido, el amor no basta para que una relación funcione, dónde queda el compromiso. También le echa en cara el que ella no quiera volver a verle una vez separados. Y a mi me hace mucha gracia, después de romper corazones, aún pretenden sacarnos una sonrisa. Pero, ¿para quién? ¿Por nuestro bien? ¿O por el suyo?

“Prenez soin de vous”, es decir, cuídese, le dice para terminar. Para que os pongáis en contexto, ésta es una expresión francesa que se utiliza en registros formales y que resulta bastante, por no decir muy, fría.

Realmente no quiero explicaros el texto, quiero que lo interpretéis vosotros. Sólo os contaré la historia de este mail. Sophie Calle recibío este correo hace algunos años. No entendió la mitad del mensaje y pensó que ni siquiera le iba dirigido. Entonces, se lo envió a 107 mujeres con profesiones distintas, profesoras, actrices, enfermeras, arquitectas etc, para que lo analizaran desde distintas perspectivas. Cada palabra, cada punto. Para ella poder entender de alguna forma que quería decir ese puñado de palabras. Con cada interpretación, más grabaciones y fotografías, montó una exposición, que la llevo a representar a Francia en la Biennale de Venecia de 2007, dónde yo tuve el placer de descubrir esta obra ( y que llevo conmigo desde entonces).

El mail de ruptura la convirtió en una artista de éxito.

Gracias señor X.

Espero que te vaya bien.

Prenez soin de vous

 

 

m.d’abbadie

Y me llaman exigente

Que lleve traje. que baile, mucho. que me diga que no. que me sonria, mucho. que me lo diga todo con la mirada. que me mime. que no me tenga miedo. que le caiga bien a sus padres. que tenga muchos hermanos. que lea. que vea cine. que sea inquieto. que me quiera mucho y bien. que me respete. que me sonria de lado. que me guiñe el ojo. que me acaricie el bajo de la espalda. que me de besos de esquimal. que me obligue a quererme un poquito mas. que me bese mucho y bien. que me pida mi opinión. que me haga reír. también a veces llorar. pero pocas, por favor. que me cante a Joaquin Sabina y a Georges Brassens. que se sepa las canciones de Grease. enteras. qu’il me taquine. que me llame mon chat. que sea inesperado. que me sorprenda. que su presencia baste. que las broncas nunca sean determinantes. Que me quiera mucho y bien.

y me llaman exigente.

m d’abbadie