Desde las calles de París…

fotografia 3-2

Hoy he salido a la calle después de dos días encerrada en casa. Hoy he decidido ir hasta la Place de la République a dejar un rastro de mi presencia, de mi apoyo, de mi rabia y de mi tristeza.

Las calles empiezan a tener actividad y vida normal.

Paris tiene que recuperarse de este golpe, y lo hará, con toda nuestra ayuda y nuestro apoyo.

El viernes por la noche tuve la “suerte” de estar en casa esperando una llamada para decidir los planes de esa noche. Otra vez, por “suerte” la llamada fue a las 22.05 de la noche y decidí, que estaba demasiado cansada para salir. Pero lo dudé. Porque es viernes por la noche, porque mis amigos de fuera estaban en Paris y porque el metro de République esta a escasos 10 min de mi casa.

Por eso me quedé en casa, por una llamada que afortunadamente llegó 10 min tarde.

Y entonces, cuando me decidí a ponerme el pijama, empezó la pesadilla. Nos enteramos de los tiroteos, de que no habían parado, de que habían cogido rehenes. Y empezó el pánico, las llamadas a todos los conocidos, a mejores amigos que se habían quedado sin batería y que no estaban localizables, llamadas a amigos de Madrid que estaban de visita y no se habían enterado de nada. Y cada vez que saltaba el contestador perdíamos un poquito más los nervios que aún nos quedaban.

fotografia 2-9

Al final han sido 132 muertos y 352 heridos.

Personas que se tomaban una cerveza en una terraza un viernes por la noche en République, como tantas otras veces hemos hecho mis amigos y yo desde que estamos aquí. Personas que iban a disfrutar de un concierto, como hice yo hace semana y media. Personas que simplemente, iban por la calle hacia algún lugar o alguna persona.

Y ahora es cuándo muchos me dirán: “¿y qué hay de las bombas en Beirut del jueves? ¿Y qué hay de los que viven eso diariamente en Siria? ¿Y Bagdad? ¡Hipocresía Occidental!”

Y si, lo admito, somos unos hipócritas, soy una hipócrita. Deberíamos preocuparnos y enrabiarnos de la misma forma para una situación como para la otra.

fotografia 1-8

Pero sabéis que os digo también, que en el día de hoy, me voy a permitir ser un poco hipócrita. Prometo informarme más a partir de mañana. Pero hoy, hoy tengo la “suerte” de andar hacia République a mostrar mi apoyo y no a llorar la ausencia de ningún ser querido.

Tengo suerte porque mis amigos se encontraban en el “buen sitio y en el buen momento” y que los que al contrario, se encontraron inmersos en el caos de los atentados, lograron salir ilesos. Y soy muy afortunada. Y lo sé.

Yo me vine a París de Erasmus sabiendo que desde los atentados de Enero, el país estaba entero en alerta pero aun así, en París se puede andar por la calle, con precauciones como en todas las grandes ciudades, pero sin ningún problema. No me fui a las ciudades más peligrosas del mundo, Caracas, Distrito Central o St Louis. No me fui a un país sumido en una Guerra Civil.

Me fui a Francia, nuestro país vecino. Por eso da tantísima rabia, porque se ha perdido el sentimiento de estar en seguridad. Porque quieren que nos de miedo ir a hacer la compra. Y ahora mismo, tenemos toque de queda.

#PrayforParis #ThoughtsforParis #PrayfortheWorld #PrayforBeirut etc etc

Mas que nada, #staystrongWorld porque lamentablemente, esto no se acaba aquí. Y tenemos que ser fuertes, para que no nos quiten lo que es nuestro, nuestra libertad, de salir a la calle, de bailar, de beber, de estudiar (…) de todas esas cosas que al parecer ellos llaman pecado. Fuertes para mantenernos unidos y que no nos lleve el miedo. Fuertes para que la rabia que sentimos, no nos ciegue y no nos lleve a una vez mas, hacer pagar a justos por pecadores. No todos los musulmanes son djihadistas y eso es algo que no se nos tiene que olvidar.

Again, estoy siendo hipócrita y lo asumo plenamente, pero cuándo 129 personas mueren, una a una, a menos de 10 minutos de tu casa, creo que me puedo permitir el lujo de serlo un día más.

m.d’abbadie

dos firmas por 12 años

nessuno-2

dos firmas.. dos firmas y ya.

que han sido 30 secs? 1 min?

30 segundos que ponen punto y final a 12 años de “nosotros”.

Dime cuando dejamos de querermos y cuando empezamos a odiarmos? dime qué sentido tiene, esta lucha por cada euro, cada céntimo?

Nos quisimos? si, nos quisimos.

Pero de verdad? dime cómo es posible que nos quisiéramos tanto, que doliera tanto, tanto. Y que ahora nos separe una mesa y dos abogados. Que nuestras charlas hasta altas horas de la madrugada se hayan convertido en luchas sin sentido y sin razón, en batallas de egos por ver quien impone mas su visión.

(suspiro)

No sé.. no sé que mas decirte. no sé que mas pensar. en realidad nada, porque todo queda escrito en ese papel que nunca pensamos deber firmar.

Y la verdad es que te miro, y recuerdo lo que fuiste, lo que fuimos, lo que quisimos ser. te miro e intento buscar algún indicio de que sigues ahí.

Recuérdame que hacemos aquí. yo vine porque pense tener un derecho. a una vida juntos. y me lo has quitado.
Pero qué hicimos mal? nos casamos demasiado pronto? demasiado tarde?

Hace tiempo que lo sabemos los dos, tenía que acabar.
Lo sabíamos al meternos en la misma cama, y esperar con ansías caer dormidos para no tener que llenar el silencio incómodo, al intentar no tocarnos, cuándo antes la simple idea de separarnos y salir de la cama nos llenaba de tristeza.

Y ahora, ahora pondremos kilómetros de por medio.

(silencio)

No me mires así, tu también has firmado. No me mires con esos ojos porque hubo un tiempo en el que lo habría dado todo por ellos. No me sonrías porque sabes que no queremos sonreír. No me cojas de la mano porque ya no tenemos el mismo camino. No me des un abrazo sin apenas tocárme, porque ya no sabes si tu roce me hará bien o me hará mal.

Démonos la mano, recórdemos por un instante lo que fuimos, y dejemos que el tiempo cure las heridas que nos hicimos estos años.
Y es que dos firmas resumen lo que nos pasó. Nos empeñamos, no cedimos, nos destrozamos. No entendimos que así no funcionan las cosas, que al final, sólo queda hacerte una pregunta:

qué quieres, tener razón o ser feliz?

“Cosa pretendeva da lui? Tutto. Semplicemente tutto. E questo era stato il vero sbaglio. Chiudersi in un solo amore e chiedergli tutto. Semplicemente perché di tutto hai bisogno.”


m.d’abbadie

Y, gracias por los pequeños detalles.

Hace mucho, mucho que no me siento a escribir. Y para los que me conocéis, podéis imaginar que a parte de frustrada, me encuentro muy poco inspirada. Sin embargo, esta mañana, después de una larga ducha y de varios emails con mi quizás futuro casero, me he puesto un poco meláncolica.

Entonces he sacado mi caja de Pandora.

6243b-jeuxd

Mi caja de Pandora es un recipiente de metal en el que guardo recuerdos desde que me alcanza la memoria. tickets de metro, billetes de avión, recortes de periódicos, alguna pulsera, alguna foto y muchas cartas. Cartas de cuándo tenía 13 y 14 años, y los veranos sin mis amigas se hacían interminables. Entonces, estando una en Maine y otra en Arévalo, mis amigas me escribían y yo les contestaba. Y cada vez que las vuelvo a leer, me sale una sonrisa. No sólo por el contenido de la carta (que da mas vergüenza que otra cosa “me gusta x, pero he conocido a y, no quiero verle en clase, estoy celosa de w etc etc) si no por la intención que queda detrás. El gesto de una carta, un objeto físico que puedes guardar, que puedes romper, que puedes quemar, es para mí insustituible.

Sin embargo, lo que me ha hecho estar ahora mismo escribiendo, este día de Junio después de la tormenta (y el diluvio universal en Madrid) es un sobre acolchado marrón, que tengo en mi mesa de noche desde hace un año  y cinco meses.

Dentro de este sobre, 12 papeles. Unos más grandes, otros más pequeños. Algunos creo que formarían un puzzle si los junto porque sospecho que pertenecen a una misma hoja, pero fueron recortados por falta de espacio y de papel. Estos 12 papelitos consiguieron que al llegar a Madrid hace un año y cinco meses, lo soltara todo. Cada palabra, cada línea, por banal o sencilla que fuera, me llegó bien adentro. Ahí donde no he permitido a nadie llegar. En el momento de la lectura, lo dejé todo. Recuerdo tener que sentarme, porque me fallaban las piernas. Recuerdo llorar, como no había llorado antes. Pero no de tristeza. De reconocimiento, de gratitud, de orgullo y de amor, por esas personas que quisieron “poner su granito de arena”. Que aún sin saber qué decir, decidieron escribir unas líneas para de algún modo, reconfortarme.

En una de estas cartas, la persona que la escribió me habla de la importancia de los pequeños detalles, y del poder de la memoria y del recuerdo. Yo sé que siempre voy a recordar, que estoy marcada a vida. Pero tiene razón cuándo dice que son esos detalles los que marcan la diferencia. Son 12 papeles en un sobre marrón, o dos amigas decidiendo de madrugada que se subían al norte. Es una ida y vuelta desde Segovia y son más de 50 jóvenes asistiendo a un funeral.

Son gestos que forman un todo, que te dan la fuerza, consciente o inconscientemente para seguir adelante.

Por eso hoy, quiero terminar por dar un pequeño consejo, si me lo permitís. Nunca os echéis atrás en estas situaciones, pensando que “no sirve para nada” o “no puedo ayudarle con un mensaje”. Todo ayuda. Os arrepentiréis de no estar ahí. De no “poner vuestro granito de arena”. Porque todo vale, todo cuenta. Quizás en el momento no haga demasiado, pero son en las noches un poco negras, cuando saco mi sobre marrón y me pongo a leer esas cartas. Y me seco las lágrimas, y me duermo con una sonrisa.

m.d’abbadie.

10 razones por las que tener un mejor amigo es indispensable

Hoy estoy melancólica por que me hacen mucha falta dos personas que se fueron a hacer las Américas en Septiembre y que me han dejado muy solita en Madrid. Mis mejores amigos. Si, sorpesa, tengo amigos del sexo opuesto. y mucho más sorpresa aún, sin ellos no soy nada.

Me considero esa clase de chica que tiene muchas amigas pero que necesita de amigos, chicos, sexo masculino. Y alguno pensaréis “claaaro, ya sé yo de qué tipo de amigos habla…”.

No, no hablo de esos amigos. Hablo de mis mejores amigos. De esos con los que hablas horas por teléfono porque no saben qué hacer con tal chica o porque se han visto las 4 temporadas de Juego de Tronos y no saben qué hacer con sus vidas después. Quizás en el día a día esté más rodeada de mis amigas chicas, pero no pasa una semana entera sin que hable largo rato con mis amigos, por teléfono, skype, facetime, facebook o señales de humo si hace falta. Simplemente, es necesario.

harrypotter

Por eso hoy quiero hablar de esos amigos. Los que están a las duras y a las maduras.

1- Porque se rien mucho de ti, pero también contigo: estos individuos tienen la cualidad de concerte muy bien, es más, demasiado bien. Y lo utilizan en tu contra muy a menudo. Se rien de ti en cuánto les sale la oportunidad, pero sabes que de la misma forma que se ríen de ti, te ries tu de ellos y al final, os réis juntos. No sé si me explico.

2- Tu mejor amigo podrá dormir contigo una, dos, tres, cuatro o las veces que haga falta sin que sea en ningún momento incómodo o raro. Esa etapa (si es que la hubo en algún momento) ya pasó hace mucho. Los dos lo tenéis asumido y lo único que se pone en vuestro camino es quizás sus ronquidos ( o los respectivos novios que aparezcan).

lucas

3- Mimos a domicilio: la relación que tenéis está, como he dicho antes, muy clara en vuestra cabeza y en la de todos, por eso, cuando se está necesitada de cariño, acudimos a ellos. Porque sabes que un abrazo te lo dan en cualquier momento y tu estatus de single ladie afianzada hace que de vez en cuándo los necesites.

4- The Ugly Truth. Esta no sé si es la mejor o la peor parte de la relación. Probablemente sea la persona que te diga lo que no quieres oir sobre tu relación. ¿Porqué? Porque ellos se entienden y nosotras no. Cuando vea que te están tomando el pelo, te lo dirá, tarde o temprano, su vocación de oso protector terminará cediendo y te abrirá los ojos a la sencilla realidad. Lo quieras o no.

5- Te ha visto en todos tus estados y más. No hay nada que tu mejor amigo no haya visto ya. Bueno, alguna cosa si queda en privado. Pero seamos honestos, poco hay que le puedas esconder. Probablemente te haya llevado a casa más de una vez y te haya sujetado el pelo al vomitar alguna noche. Le repugnará y lo pasará fatal pero lo hará (y te lo recordará toda la vida)

6- Es un segundo hijo en casa de tus padres. Igual que tu mejor amiga tiene cepillo de dientes y pijama de invierno y verano en tu casa, tu mejor amigo tiene también muchos privilegios. Para empezar, la confianza de tus padres. Que veniera a casa a dormir, al principio fue un poco complicado pero ahora, de vez en cuándo escuchas “¿oye y no se quiere quedar a dormir en casa? es que pobre, vive tan lejos, y así volvéis juntos, que me quedo más tranquila!”. Lo dicho, lo tiene todo ganado.

monicajoey

7- Cuando tu mejor amigo se empareja, empieza lo divertido. Se vuelve lo más cursi que existe, mucho más de lo que fuiste tu nunca ( y serás). Te cuenta sus rocambolescas aventuras y tu no puedes parar de reírte mientras en tu cabeza recuperas la fé en el sexo opuesto. Te vendrá a casa preguntando porqué su novia no le habla y lamentándose de la lógica femenina. No, enserio. El momento en el que se vuelve moñas es épico. Y tu también se lo recordarás toda la vida.

8- Es la mejor fuerte de información. A tu mejor amigo le preguntarás todo. Es decir, todas esas preguntas incómodas que no le harás jamás (o no en un estado reciente de relación) a tu pareja y que tampoco podrás discutir con tus amigas visto que están en las mismas que tu. Pero tu mejor amigo, tiene inside information. Y lo mejor es que le encanta que le hagas preguntas de ese tipo y le cuentes tus dirty little secrets. Y luego también se reirán un rato largo de tu inocencia

5417760846_4112b6defa

9- Si tu mejor amigo te hace un cumplido es que realmente lo piensa. Como hemos dicho antes, les encanta meterse contigo y lanzarte pullitas, y cómo también hemos recordado, te han visto en tus peores estados. Con ojeras, moño y zapatillas de estar por casa, de resaca y demacrada. Por tanto, cuánto tu mejor amigo te dice “oye que guapa estás hoy” es que realmente, lo estás. No tiene razón oculta para decirlo y por eso, dan los mejor cumplidos.

10- Te da su hombro y su puño. Cuando alguien te haga daño, sabes que tu mejor amigo tendrá dos funciones claras en el asunto. Se encargará de reconfortarte y de asegurarte de lo que vales y por otra parte, se encargará de utilizar la fuerza física si es estrictamente necesario. Es decir, tu mejor amigo será el amigo más fiel y en el que más puedas confiar, porque vuestra relación a pasado ya casi al estado de fraternal y todo el mundo sabe que con la familia, no se juega.

Gordo-and-Lizzie-lizzie-mcguire-16630429-371-299

Por todo esto y más, hoy declaro mi amor profundo y eterno a estos mejores amigos. Y a quién me vaya a decir que esta amistad no existe y que alguno de los dos acabará enamorándose, le digo que muy bien. Que cada uno piensa lo que quiere, pero yo tengo fé en la relación hombre/mujer, que yo sin mis amigos no soy nada y que espero que si llega ese día, lo sepamos superar lo mejor posible. Porque uno es mi norte y otro es mi sur.

m.d’abbadie

PD: es terrible que me haya costado tanto encontrar fotos de películas o series con una bonita amistad entre hombre y mujer. Thank god for JK Rowling

Amor, confusión y otras redes sociales.

Últimamente estoy volviendo a utilizar eso que en España hemos dejado atrás. Los mensajes de texto. Aquellos SMS que nos costaban los 5 euros del mes con 13 años y que significaban de todo y muy poco al mismo tiempo. Recuerdo que recibir un mensaje era todo un acontecimiento, porque de verdad que al menos yo, los tenía contados. Y tenían siempre un significado especial.

sms
Y entonces, pensé en los Whatsapps, en los mensajes de Facebook, los comentarios en Instagram y las menciones en Twitter. Si lo sé, vuelvo a hablar de las redes sociales, pero es que curiosamente desde que me deshice de mi Instagram y eleminé FB y Twitter de mi Iphone (Snapchat fue eliminado muy anteriormente debido a la distracción constante que me causaba), lo veo todo con más claridad.
Con tanta red social, creo que nos estamos confundiendo. Al menos yo estoy muy confusa. Porque antes, sabía cuál era el significado de un mensaje de texto, de una llamada y de una perdida (véase “no tengo saldo, llamame tú” ). Ahora ando un poco sin rumbo entre los mensajes directos de instagram, los difundidos de whastapp, los mensajes de facebook, las historias de Snapchat y su santa madre.
Y es que lo peor, es que no sé en qué orden va cada uno, y eso es realmente lo que da más dolor de cabeza.

gigi
Pongamos que X te tiene agregado/a en todo tipo de plataformas.
¿Qué será mejor: un mensaje privado? un snapchat? un whatsapp, un direct de instagram? ¿Qué significa más: un like en Facebook o un like en Instagram? ¿Un snapchat de estos que le llegan a medio mundo o una historia? ¿Mejor que te lea pero no te conteste o que directamente no te abra el mensaje? ¿Ya no estás en los mejores amigos de Snapchat? ¿Comentario en Fb o en Instagram? ¿Con o sin smiley? ¿emoticono o =) ? ¿Somos todos un poquito idiotas?
Todo un follón. A esto no vamos a añadir, spotify, soundcloud o youtube, porque entonces la liamos.

8-Hes-Just-Not-That-Into-You-quotes
Sin embargo, el santo grial de todo esto para mi (y creo que para todos) es y seguirá siendo la llamada. Da sensación de familiaridad, de algo más privado. No cualquier persona te llama, de hecho, se evita mucho llamar. Antes se bombardea a whatsapps (y se echan de menos los PINGS de las blackberrys, que en paz descansen) y se espera a ver los dos ticks (fucking ticks) azules.
Todo esto es un caos absoluto en la fase primera de una relación. Pero a mi me resulta todavía más complicada en la fase final. Una vez que terminas con la persona X en cuestión (pongamos que además terminas mal), ¿qué se hace? ¿Unfollow en twitter e instagram, fuera snapchat y no eres más mi amigo en Fb? No, si no quieres parecer una persona algo desquiciada. Entonces, ¿qué? ¿Nada?

images
FB parece que se percató de este pequeño inconveniente y habilitó esta opción tan útil que te deja bloquear las novedades de X de tu tablón. Maravilloso. Algunos pensarán que esto sólo lo piensan personas algo.. tocadas. Trust me. No es así. Quizás la caricatura haga que suene algo exagerado, pero lamentablemente, es una realidad. Al no ser una habitual de Snapchat, no entendí la conmoción que causó el que quitaran a los “mejores amigos” pero más de uno lloró. True story. Y coincido con que es todo una gran gilipollez.

Quizás necesitemos algún tipo de guía, o de normas, o de pautas, como se quiera llamar. Igual que existen pautas sociales, que hacen que sepamos cuándo una mirada es algo más, cuándo un gesto esconde una intención y cuándo una sonrisa es una clara declaración de intenciones.

Pero al parecer, es lo que hay, así que yo propongo aprender todos los trucos para intentar mantenernos cuerdos y que los ticks azules no terminen por dominarnos.

PS: se me olvida la época Messenger, con sus zumbidos y sus nicks, pero es que para hablar de eso, necesito más de un párrafo.
m.d’abbadie